“Hotel Resiliente” – Durante 2018-2019

“Hotel Resiliente” – Durante 2018-2019

 

 
 

“Hotel Resiliente” – Durante 2018-2019

     

   

 

Nicaragua, Honduras, Guatemala

 

 

 

     

 

 

 

Nombre del agencia o socio

 

Trócaire / Acción Contra el Hambre

 

Nombre de la comunidad beneficiaria

 

Nicaragua: Municipios de San Juan del Sur y León.

 

Honduras: Municipios de Copán Ruinas y Santa Rosa de Copán.

 

Guatemala: Municipios de la Antigua Guatemala y Monterrico.

 

Otros actores que intervienen la práctica

 

Nicaragua: CANATUR, Alcaldías de San Juan del Sur y León, UNIRSE, CIEETS/MNGR, CIGEO-UNAN, Universidad Nacional Agraria, SINAPRED.

 

Honduras: ASONOG, CASM, Alcaldías de Copán Ruinas y Santa Rosa de Copán, Cámaras de Turismo de Copan Ruinas y de Santa Rosa de Copan, Universidad Católica de Honduras, COPECO

 

Guatemala: CAMTUR, Alcaldías de la Antigua y Monterrico, CESEM/Universidad de San Carlos, AGIES, ACCSS, CONRED.

 

Regional: CEPREDENAC, Sistema de Integración Turística de Centroamérica.

 

Área de intervención en el que se desarrolla la práctica/evidencia

 

Prevención del riesgo de desastres desde las alianzas público-privada del sector turismo

 

¿Cómo se relaciona con el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030?

 

Prevención del riesgo de desastres desde las alianzas público-privada del sector turismo

 

Prioridad 1: Comprender el riesgo de desastres. A través de procesos de sensibilización e intercambios de experiencia análisis y discusión de fortalezas y debilidades clave en la preparación, respuesta y recuperación de desastres, en el marco de los planes y directrices nacionales y municipales de GRD, con el fin de facilitar el aprendizaje y el fortalecimiento de capacidades.

 

Prioridad 2: Fortalecer la gobernanza del riesgo de desastres para gestionar dicho riesgo. Se ha fomentado la alianza pública-privada con acciones de fortalecimiento de capacidades y la aplicación de metodologías para la evaluación del riesgo en infraestructuras turísticas que permita la toma de decisiones oportuna y eficaz, así como la planificación de acciones preventivas de la mano de los sistemas de protección civil, academia, autoridades locales y empresarios.

 

Prioridad 3: Invertir en la reducción del riesgo de desastres para la resiliencia. Hemos promovido investigaciones sobre niveles de vulnerabilidad estructural, no estructural y funcional en infraestructuras turísticas hoteleras, generando recomendaciones a los empresarios turísticos. Basados en estos análisis, los negocios han adoptado acciones de prevención que contribuyen a reducir el riesgo y mejorar su capacidad de recuperación frente a los desastres.

 

Prioridad 4: Aumentar la preparación para casos de desastre a fin de dar una respuesta eficaz y para “reconstruir mejor” en los ámbitos de la recuperación, la rehabilitación y la reconstrucción. En coordinación con las autoridades locales y empresarios turísticos se ha elaborado planes empresariales de respuesta, cuyo propósito es que los empresarios identifiquen sus amenazas, vulnerabilidades y planteen acciones estratégicas para proteger la vida, reducir el riesgo y garantizar la continuidad del negocio.

 

¿Cuáles han sido las actividades (relacionas con RRD) relevantes de esta evidencia?

 

  1. Evaluar niveles de vulnerabilidad estructural, no estructural y funcional y el riesgo de las infraestructuras turísticos
  2. Impulsar en los negocios turísticos la adopción de buenas prácticas resilientes que reduzcan el riesgo de desastres
  3. Fortalecer las alianzas públicas-privadas y las capacidades de preparación y respuesta a desastres en destinos turísticos altamente vulnerables
  4. Definir los criterios y estándares para la Certificación de Hoteles Resilientes
  5. Mejorar la promoción del turismo resiliente y sostenible en Centroamérica, como modelo de sector económico comprometido con la gestión de riesgos de desastres

 

Descripción de la actividad o evidencia

 

“Hotel Resiliente” – Durante 2018-2019, empresarios, cámaras de turismo y entes rectores de protección civil se ha comprometido en la construcción de la resiliencia de los destinos turísticos más emblemáticos en la región Centroamericana; siendo una zona altamente vulnerable a múltiples amenazas, las acciones del proyecto enfatizaron en la promoción de alianzas público-privada para el fortalecimiento de las capacidades locales a fin de mejorar la respuesta ante desastres y promover un turismo resiliente-sostenible como modelo de sector económico comprometido con la gestión integral para la reducción del riesgo.

 

Descripción del impacto de la evidencia ¿Ha sido probada? ¿Cuál es el cambio notable que ha generado al implementar la practica/evidencia?

 

Según la Organización Mundial del Turismo en 2020, se redujo un 30% el movimiento de turistas internacionales representando una pérdida entre 300 a 450 millones de dólares en ingresos por turismo internacional. Siendo Centroamérica una región con una belleza natural con múltiples amenazas, la presencia de la pandemia deterioró al sector turístico, en especial al hotelero.

 

Al concluir el proyecto ECHO Aumentando la resiliencia de destinos turísticos vulnerables a desastres naturales en Centroamérica a través de alianzas púbicas-privadas en la gestión de riesgos de desastres en 2019, los empresarios turísticos mejoraron sus capacidades de respuesta, pudieron adquirir mayores conocimientos sobre las amenazas, analizar sus vulnerabilidades y adoptar buenas prácticas de resiliencia. Se fortalecieron los mecanismos de comunicación y articulación entre el sector hotelero y las autoridades locales de primera respuesta. El personal hotelero se involucró en la elaboración de sus planes empresariales de respuesta donde se promovió la organización de brigadas y las capacitaciones sobre técnicas básicas de primeros auxilios y extinción de incendios, la señalización y la identificación de rutas de evacuación.

 

A nivel regional, desde CEPREDENAC y SITCA se impulsó la promoción de destinos turísticos resilientes, incorporando en la agenda pública criterios y estándares para la reducción de riesgos de desastres para la certificación como Hotel Resiliente a través del Sello Integrado de Calidad y Competitividad (SICCs).

 

Con todas estas herramientas y conocimientos, la pandemia de COVI19, puso a prueba los mecanismos de comunicación, articulación y, sobre todo, la capacidad de resiliencia de los empresarios turísticos para implementar normas de bioseguridad que le permitan brindar mayor seguridad para la continuidad del negocio.

 

En la actualidad, el sector hotelero cuenta con personal capacitado para atender las nuevas demandas de los turistas nacionales y extranjeros y desde las instancias regionales, se han creado las condiciones necesarias para la gestión de proyectos que impulsen el turismo como un sector económico fuerte, sostenible y resiliente para Centroamérica.

 

Por ejemplo, el Caribe, donde ARISE está representada por CARICHAM, cuenta con 21 Cámaras de Comercio miembro con más de 90,000 empresas adheridas y cuya estrategia se enfoca en trabajar la reducción del riesgo de desastres y en el involucramiento del sector privado en la RDD. Durante 2020, los países del Caribe afrontaron además del COVID-19, una de las temporadas ciclónicas más activas en las últimas décadas. Para ello, a través de CARICHAM, ARISE organizó una serie de encuentros de intercambio de experiencias del sector privado sobre cómo afrontar escenarios multiamenaza, compartir herramientas desarrolladas por UNDRR y otros actores que trabajan con el sector privado, como la guía para reabrir sus negocios, tomando en cuenta medidas de prevención durante la pandemia, y los talleres para PYMES para entender mejor los riesgos a partir del uso de herramientas interactivas de estimación desarrolladas por UNDRR con miembros de ARISE.

 

¿Cuál es el papel de los beneficiarios y de la comunidad en esta practica o como han estado implicados en esta evidencia?

 

  • • Los empresarios turísticos, se han involucrados en procesos de formación, sensibilización y en la planificación estratégica.
  • • Las autoridades locales han incorporado el enfoque turístico en sus planes de respuesta municipal.
  • • Los entes rectores de protección civil brindan las herramientas y los conocimientos técnicos para el desarrollo de buenas prácticas de resiliencia.
  • • Desde las Organizaciones internacionales, promovemos la articulación y la alianza multisectorial que contribuya a reducir el riesgo de desastres
  • • Desde las instancias regionales se desempeña un papel clave en la construcción de políticas públicas que incentiven la incorporación de la reducción del riesgo de desastres en un sector económico importante para Centroamérica, con estándares de calidad y seguridad que protejan y resguarden la vida.

 

Para más información sobre la evidencia